Marketing de los departamentos de la empresa

Marketing Orientado a los departamentos

Departamento de I+D: Se reúnen frecuentemente con los clientes y escuchan sus quejas y sugerencias. Investigan a fondo los productos de los competidores y buscan la mejor solución para superarlos. Continuamente mejoran y refinan el producto de acuerdo con las sugerencias de mercado.

Departamento de Compras: Buscan activamente los mejores suministradores del mercado, en lugar de elegir solamente entre aquellos que les presentan sus ofertas. Establecen relaciones de largo plazo con pocos suministradores, pero de confianza y de alta calidad. No comprometen la calidad por el ahorro en precio. Visitan plantas de los clientes y observan cómo se utilizan los productos que les han vendido. Están dispuestos a trabajar fuera de horario cuando es importante cumplir el compromiso de entrega. Buscan continuamente formas para producir más rápido y/o con menos coste. Continuamente tratan de mejorar la calidad técnica del producto buscando cero defectos. Proporcionan un servicio a la medida del cliente cuando esto puede realizarse de una manera rentable.

Fabricación: Invitar a los clientes a conocer las fabricadas, visitar las fábricas de los clientes, estar dispuesto a echar horas extras para cumplir los plazos, mejorar la calidad de los productos constantemente. personalizar los productos siempre que sea posible.

Logísticas: Marcar los objetivos temporales de entrega, gestionar el departamento de atención al cliente siempre informado, respondiendo sus preguntas y resolviendo sus quejas o sugerencias.

Departamento de Marketing: Estudian las necesidades y deseos de los clientes en segmentos del mercado bien definidos. Distribuyen el esfuerzo de marketing de acuerdo con el potencial de beneficio a largo plazo de los segmentos relacionados. Miden la imagen de la empresa y el nivel de satisfacción de los clientes de manera continua. Reúnen y valoran permanentemente ideas de nuevos productos y servicios, así como la mejora de los mismos para adaptarse a las necesidades de los nuevos clientes. Influyen en todos los departamentos y empleados de la empresa para que adopten un enfoque en el cliente tanto en su pensamiento como en su gestión.

Departamento de Ventas: Se esfuerzan por dar a los clientes la mejor solución, es decir, la que realmente se adapta a las necesidades y deseos de éstos. Prometen sólo lo que pueden cumplir. Transmiten puntualmente la información sobre las necesidades y sugerencias de los clientes a quienes se encargan del desarrollo de los productos.

Departamento de Financiero y Contabilidad: Preparan informes periódicos de rentabilidad por producto, segmento del mercado, áreas geográficas, tamaño de los pedidos y clientes individuales. Preparan facturas adaptadas a las necesidades del cliente y responden a los requerimientos de éste de manera cortés y rápida. Entienden y apoyan los gastos de marketing, pues los consideran inversiones con las que se buscan la lealtad y la preferencia de los clientes a largo plazo. Ajustan la oferta de financiación a las necesidades de los clientes. Deciden rápidamente si un cliente merece crédito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *